Por dinero o por vocación

[EN JUEGO] II Toledo Tenis Tour Villacañas
14/01/2020
[EN INSCRIPCIÓN] X Open de tenis Villa de Sonseca
10/02/2020

Por dinero o por vocación

Por dinero o por vocación. ¿Y tú, por qué eres entrenador/a?

Hace poco leí un artículo de Pancho Alvariño en el que decía que para ser un buen entrenador de tenis hacía falta vocación, pasión y motivación . Estoy totalmente de acuerdo con él, sobre todo con lo que respecta al tema de la vocación; hay muchos que se meten en este mundo más motivadxs por su pasión por hacerse ricxs que por su amor por el tenis.

Además de la vocación, la pasión y la motivación, yo añadiría un ingrediente más. Creo que lo que marca la diferencia es la AUTENTICIDAD de cada unx( en la vida en general y en el tenis en particular). He tenido el placer de trabajar con muchxs deportistas, y todxs destacan a “esxentrenadorx especial” que les enseñó cosas sobre la vida, sobre cómo hacer frente a situaciones adversas con una buena actitud. A reflexionar, a pensar, a cuestionarse las cosas. Les animaban a sacar sus propias conclusiones. A crear en lugar de copiar. A dudar, incluso de lo que él/ella les decía.

Se habla mucho de hacer de tu pasión tu trabajo… Es verdad que es maravilloso dedicarte a lo que te apasiona…Sin embargo, creo que para poder ser autenticx, seguir tus principios y tus valores, tu pasión no debe ser nunca tu única fuente de ingresos o, al menos, que no “necesites” tu sueldo como entrenadorx para cubrir tus necesidades básicas. De no ser así, tu pasión se convierte en “una necesidad económica”…y ello te puede llevar fácilmente a perder tu esencia, a corromperte.

Cuidado, no me refiero a que tengas tu trabajo “principal” y te dediques a ser entrenadorx de tenis como hobby. No. No digo que seas arquitecto, carpintero o diseñador y, además, seas entrenador/a en tus ratos libres. Si queremos que se nos respete como profesionales, debemos actuar como tales. Si tu objetivo es ser entrenador/a de tenis, estudia y fórmate para ello. Con titulaciones oficiales y por tu cuenta. ( as titulaciones oficiales no suelen ser suficiente) .Y que, para poder mantener tu integridad, seguir tus principios y no tener que “vender tu alma al diablo”, o bien lo compagines con algún otro trabajo que te permita “sobrevivir” o , que no te importe tener una vida modesta. Al final creo que ser autenticx es una inversión a largo plazo. Al final lo que brilla es lo auténtico. Lo auténtico atrae. Y , sin quererlo, es eso lo que acaba haciendo de ti “esx entrenador/a especial.” La recompensa a largo plazo la tienes garantizada; a nivel personal seguro y, quizá, a nivel económico. Elisabeth Gilbert ( autora del bestseller internacional “Come, reza y ama”) explica como estuvo combinando su trabajo de camarera y el de escritora porque eso le permitía escribir lo que de verdad deseaba, sin dejarse presionar por las tendencias del mercado ( entre muchas otras cosas). Tener sus necesidades básicas cubiertas le permitía escribir con total libertad, sin miedo a no cubrir las expectativas de otros. Sin miedo a no poder pagar el alquiler etc. No dejó su trabajo de camarera ( pese a haber publicado ya varios libros de éxito) hasta que ” Come, reza y ama” le garantizó suficiente “income” como para poder escribir con toda libertad el resto de su vida.

Ya he dicho muchas veces que el tenis me encanta. Me gusta que el tiempo no sea el verdugo de nadie y que hasta el último punto se le pueda dar un giro al marcador. Sin embargo, reconozco que “el mundo que gira en torno a él” no solo no me seduce sino que casi casi me repele. Está feo generalizar, así que pido disculpas de antemano a aquellas personas que serían ” la excepción que confirma la regla”. ( que me consta que las hay). Para poder triunfar como jugador/a en el mundo del tenis necesitas tener dinero. En cualquier otro deporte ( o en la mayoría de ellos) se puede llegar al más alto nivel sin haber tenido que desembolsar grandes cantidades de dinero. En el tenis no. El tenis es un deporte elitista caro. Las academias privadas no suelen estar al alcance de todo el mundo y acceder al circuito conlleva un presupuesto desorbitado. ( viajes, estancias, entrenadores particulares…).

Es por esto por lo que las academias están llenas de “niñxs de papá”. Lo sé, lo sé, es un término muy feo y, de nuevo, peco al generalizar. Mea culpa. Una familia acomodada no tiene el porqué “malcriar” a sus hijxs.  Cierto. Pero mi experiencia me dice que en la gran mayoría de los casos, sin querer, se les consiente y hace todo “mucho más fácil.” Ojo, no es una crítica ni estoy juzgando a nadie. Cada unx educa a sus hijxs sobre los valores en los que cree y cómo considera oportuno, faltaría más.
Por supuesto, también hay niñxs que les apasiona el tenis y cuyos padres tienen que hacer un sacrificio económico y personal para que éstxs lo practiquen.

¿Se puede mantener la integridad y actuar con coherencia en un mundo donde Don Dinero tiene tanto peso? ¿Cómo diferenciar o diferenciarse de quienes aman el tenis “per se” de quienes desean lucrarse a través de él? Los “oportunistas” de los “profesionales”. ¿Cómo inculcar valores básicos humanos en un mundo tan lleno de contradicciones, excesos, frivolidades y doble moral?

El entrenador/a de base es una pieza fundamental a la hora de “crear” futuros profesionales. De hecho, “lxs mejores” entrenadorxs deberían trabajar con niñxs, pues es aquí donde se forja su carácter, se perfecciona su técnica e inculcan los valores básicos. Pero no suele ser así.  Lxs entrenadores de base hacen el trabajo “sucio” y otrxs son los que se llevan la gloria. Además, son los que tienen que aguantar una de las incoherencias de este deporte. En cuánto un/a niñx empieza a despuntar vienen los problemas: No le damos valor a las victorias PERO tener a un/a jugador/a que se haya clasificado para “x” campeonato con cierta relevancia, llegue a la final o la gane “da prestigio a la academia”… Prestigio que muchas veces sale caro. Empiezan a aparecer otras academias o entrenadorxs personales que creen que podrían sacar mayor rendimiento al niñx…Y es aquí donde se puede llegar a perder la coherencia. A que los valores de la escuela pierdan peso y ganen los “superfluos”, los que engalanan a la escuela por fuera y la hacen menos estable por dentro.

Por otra parte, un/a entrenador/a de tenis (de circuito) convive muchas veces 24horas con el/la jugador(a) durante casi nueve meses fuera de casa. Mantener la autoridad en la pista y un buen rollo fuera es muy complicado. Además de que es “patrón y marinero” al mismo tiempo. Tiene la confianza del jugador pero depende económicamente de él/ella. Una relación sumamente complicada….Difícil hacerle creer que puede pero no tanto que “se le suba a la cabeza”.. Difícil porque, de nuevo vuelvo a pecar con la generalización, la gente acomodada no está acostumbrada a sufrir o esforzarse “demasiado” …ni a que le digan cosas que no les gusta oir. Los menos acomodados cuyos padres han pedido incluso un préstamo, tienen demasiada presión. “Necesitan ganar” para pagar sus deudas ….

Es el lado oscuro del tenis… He visto el circuito desde dentro. No estar directamente vinculada a él me ha permitido observar lo más objetivamente posible a la gente que “vive en él”.  Siempre se ha dicho que si quieres conocer a alguien, dale poder. Y el dinero da poder. Un “falso status” en una sociedad de consumo con doble moral.

Obviamente, como en todo, están las excepciones. No todxslxsentrenadorxs buscan fama y dinero ni todxslxs jugadores/as son niñxsmalcriadxs. ¡Menos mal!

Michelle Obama ( la mujer del expresidente de EEUU) se encontró en una cena con su ex novio. (era uno de los cocineros del banquete). Obama le dijo a su mujer que si se hubiese casado con él, ahora ella sería cocinera, a lo que ella contestó: “No Obama, él sería Presidente.”
Detrás de los deportistas profesionales hay siempre varias personas que han sido clave para su éxito profesional. Me encanta cuando los deportistas me cuentan anécdotas sobre aquellas personas que hicieron posible que hoy estén dónde están. La mayoría contaron con el apoyo incondicional de algún familiar y con ” ese entrenador/a” que marcó su vida, no sólo como deportista, sino como persona.

Para ser auténticx, una de las cosas que tienes que hacer es observate y conocerte.
Empezar a cavar en tu interior y preguntarte porqué eres de la manera que eres y porqué haces las cosas como las haces. Cuesta tiempo y esfuerzo, pero llegar a conocerte a un nivel más profundo te permite ser quien realmente deseas ser. Te permite ser coherente. No te dejas seducir tan fácilmente por lo superflúo y actúas acorde a tus valores (a los que has llegado tú solx..). Las respuestas ” Es lo normal, todo el mundo lo hace y siempre ha sido así” no aclaran tus dudas. Necesitas dar un paso más. No posees la verdad absoluta, pero tienes la certeza de actuar con coherencia y eso te otorga autenticidad y seguridad en un mundo tan superficial y tan lleno de contradicciones.

Por eso es importante que tus necesidades básicas no dependan del sueldo o de las ganancias que obtienes como entrenador/a  para poder evitar ser “un esclavx del sistema”. Para poder trabajar con honestidad y sin presión cuando vas por el circuito. Para atreverte a decidir si quieres formar parte “del circo” o no. Para poder regir tu academia sin necesidad de “impresionar a nadie”. Elegir los valores y principios sobre los que construirla. Puedes ser un/a entrenador/a excepcional cuyo objetivo sea “simplemente” motivar a niñxs y adultos a practicar y aprender de este maravilloso deporte. Y si alguien despunta, animarlx a ir a una academia cuyo objetivo sea el de formar profesionales. También puedes dedicarte a formar profesionales, siempre que lo hagas con coherencia y sobre unos principios claros e innegociables. ( sin necesidad de vender tu alma al diablo).

Cultivarse como ser humano te permite ser mejor entrenador/a, mejor jugador/a y, lo que es más importante, mejor persona. Está al alcance de todo el mundo. Tener claros tus principios te permite vivir en una armonía impagable. Nadie “es” de ninguna manera. Es como nos comportamos lo que nos define. Ser autenticx es de valientes, pero,¿de verdad te atreves a no serlo?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies